SP

85,000 yemeníes han sido desplazados en 10 semanas mientras Arabia continúa con los bombardeos

Más de 22 millones de personas están necesitadas y más de 85,000 desplazados en los últimos 10 como resultado de intensificados bombardeos por parte de la coalición liderada por Arabia Saudita, así como una economía que colapsa y servicios sociales disminuidos.

El informe de las agencias de la ONU señala que la costa oeste de Yemen sigue siendo la fuente más alta de nuevos desplazamientos, con un 71% proveniente de las gobernaciones de Al Hudaydah y Taizz. La mayoría de las personas permanecen alojadas por familiares o amigos, atrapadas dentro de las casas o en cuevas como enfrentamientos de tierra, bombardeos aéreos y disparos de francotiradores a su alrededor. El ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está particularmente preocupado por los que permanecen en áreas cercanas a las hostilidades en Taizz y Hudaydah.

“Como resultado de los combates prolongados en esas dos gobernaciones, las condiciones continúan deteriorándose rápidamente, exponiendo a las personas a la violencia y las enfermedades, sin servicios básicos”, dijo a periodistas la portavoz del ACNUR, Cécile Pouilly.

Para 2018, el ACNUR está solicitando casi $ 200 millones para responder a las necesidades humanitarias críticas y priorizadas. Sin embargo, la agencia comenzó el año con solo el tres por ciento de los fondos disponibles. Según la ONU, el conflicto ha desplazado a más de 2 millones de yemeníes dentro de su propio país.

Desde marzo de 2015, Arabia Saudita y algunos de sus aliados árabes han estado llevando a cabo ataques aéreos mortales contra el movimiento Ansarullah en un intento de restaurar el poder al fugitivo ex presidente Abd Rabbuh Mansour Hadi, un aliado cercano de Riad.

Casi 14,000 yemeníes, en su mayoría mujeres, niños y ancianos, han sido asesinados desde el inicio de la campaña militar de Arabia Saudita contra el empobrecido estado. Gran parte de la infraestructura del país de la Península Arábiga, incluidos hospitales, escuelas y fábricas, se ha reducido a escombros debido a la guerra. La guerra liderada por Arabia Saudita también ha desencadenado una mortal epidemia de cólera y hambruna en Yemen.

El jefe de la ONU, Antonio Guterres, calificó la guerra como “estúpida” y pidió a Estados Unidos, que es un fuerte aliado saudita y ha respaldado la invasión a través de la venta de armas y apoyo logístico, que presione a Riad para que ponga fin a los ataques.

Facebook Comments
الوسوم

اترك تعليقاً

لن يتم نشر عنوان بريدك الإلكتروني. الحقول الإلزامية مشار إليها بـ *